miércoles, 9 de diciembre de 2015

Que Iglesias predique desde sus púlpitos...

Manipular los sentimientos es fácil si sabes a quién te diriges. Pablo Iglesias es manipulador de emociones pero a él no le favorece mucho la sonrisa que pregona. Pablo no tiene echuras de presidente de gobierno. Pablo aguanta mal las críticas y se le ve la patita de dictador soberbio. Lo que debería es hacer  la revolución desde sus púlpitos , y que deje de coquetear con el poder. Sería más coherente y sería efectivo, seguro. Creo que tener un "Podemos" en la calle  garantiza incomodidad para los  partidos .Y de eso se trata cuando es el pueblo el que toma la palabra: que la señal de alerta-¡ el aquí estamos!-les llegue de continuo a los que deciden cada día nuestro destino  y les incomode . Y les haga pensar y rectificar rumbo...
Iglesias animador NO político

1 comentario:

  1. Podemos y "Maduramos..."Qué verguenza de dictadores

    ResponderEliminar