miércoles, 3 de marzo de 2010

ASUNTO PENDIENTE

Aquella vez que por algún sentimiento no bien definido , dejaste de hacer o de decir lo que sentías y sabías que tenías que hacer o decir. Y se quedó pendiente; y se quedó dentro; y aparece sin saberlo en tantas y tantas respuestas que se distorsionan y que nos confunden. Respuestas extrañas que no entendemos. Y todo porque eso está ahí, sin hacer la digestión, como un pan duro en la boca del estómago...

Recuerdo un ASUNTO PENDIENTE, mío, personal, que me molestaba porque no lograba entender qué fue lo me llevó a callar en aquella ocasión lo que nunca debí de callar. Durante varios años no tuve claro el porqué. Hasta que un buen día, hablando con una persona mayor y con experiencia en "asuntos pendientes" me dijo que siempre VENCE lo que en ese momento , aunque no lo sepamos, PESA MÁS en la balanza.

Después de aquella amistosa conversación me puse a pensar tranquila- sin prisas que son malas consejeras- en qué pudo PESAR MÁS en mi balanza personal para que yo no dijera las cosas bien dichas a una persona que me las debía escuchar con atención.
Y con la paz que da saber que siempre hay un motivo, ví por fín con claridad lo que en ese día llenaba el platillo que VENCIÓ e inclinó hacia sí la balanza. Y lo ví claro. No hace falta que cuente más. Lo importante es que me aclaré y que el pan seco se remojó y pasó de la boca del estámago. Y que ya no me molesta.

Y por si los que me léeís teneís por ahí algún asunto pendiente indigestado, me permito daros el mismo consejo que a mí me dieron: paraos a pensar despacito en el momento, visualizarlo incluso, y seguro que aparece en uno de los platillos lo qué más pesaba cuando no reaccionasteis como os hubiera encantado reaccionar. Porque siempre, amigos-as, hay algo por lo que inclina la balanza...

Y el peso mayor lo suelen tener sentimientos que tienen mucho que ver con el miedo o con el amor y con todos sus demás acompañantes. Vamos a mirarlos de frente para distinguirlos. Y vamos a llamar a cada uno por su nombre. Por ejemplo: a los celos, celos; al miedo, miedo, (y miedo a qué) ; a la bondad, bondad; al rencor, rencor; al amor, amor. Y vamos a experimentarlos dentro. Porque para resolver los asuntos pendientes tenemos que atrevernos a experimentar los sentimientos que bloquearon nuestra reacción, esa que hubiéramos querido tener y no tuvimos. Sólo así podremos liberarnos de lo que nos pesa. Sólo así comenzarán, los asuntos pendientes, a hacer la digestión. PORQUE NADIE SE PUDE LIBERAR DE LO QUE NO HA EXPERIMENTADO y NADIE SE PUEDE IR DE DONDE NUNCA HA ESTADO.

Y seguro que cada uno-a que llegue hasta aquí, entenderá de este escrito lo que le afecte a sus personalísimos asuntos por resolver.
Sólo es cuestión de atreverse a mirar...

54 comentarios:

  1. Comparto totalmente tu opinión. Cierto, hay que enfrentar los miedos, el amor, etc. Pienso igual que tú.

    Saludos cordiales

    Hasta pronto, un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Cada día necesitamos claridad,sinceridad y humildad para aprender la lección,que corresponde.Es necesario disculparnos a veces,otras reafirmarnos con sencillez y dignidad y también expresar los sentimientos a los demás,cuando corresponda,sin temor,ni orgullo..Quizá por ello,aunque estamos "hartos" de tanta lluvia,hemos de "recalarnos" para que el agua nos limpie las "cañerías del alma" y fluir en armonía,aprendiendo siempre junto a los demás..

    Mi felicitación por tu reflexión y mi abrazo,Carmen.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  3. PLUMA ROJA, cada vez que escribo tu nombre me quedo pensando en Guatemala. Allí quedaron sentimientos bellos, hace años
    Un saludo con mi afecto

    ResponderEliminar
  4. Majecarmu.
    A vueltas con esos sentimientos que a veces no se encaran y obstruyen las cañerías. Pues agua para ellos, para que se aclaren.
    Gracias por tus palabras. Un abrazo fuerte

    ResponderEliminar
  5. Aunque no se llegue a saber lo que pesaba más, tranquiliza saber que algo pesaba más, y que por eso reaccionamos de esa manera que no comprendimos, o dejamos de reaccionar. Efectívamente a veces nos lamentamos, por qué por qué... y claro que hay un porqué . Muchos asuntos pendientes que incomodan se deberían analizar despacio para que no alteren nuestros comportamintos posteriores.
    Creo que he entendido por donde vas, Carmenchu.
    Un beso grande

    ResponderEliminar
  6. Pero, qué pedazo de burro haces que me sienta: tú pensando en todo y yo pasando por la vida con orejeras...

    Un beso y gracias por tus reflexiones.

    ResponderEliminar
  7. Será que tengo el EEG plano?
    Un abrazo golili.

    ResponderEliminar
  8. Es cierto lo que dices, lo que pasa es que no detenenmos nuestros pensamientos a pensar en lo que en realidad sentimos.Carmen hace mucho escuché que lo más dificil para todo ser humano es llegar a nuestro yo,y confiarnos a él y saber sacar,lo mejor y lo peor y enfrentarnos a ello.Dicen que todo problema viene con su sulución,la verdad es que nuestros ojos se empañan y no vemos nada más que el problema.Besos.

    ResponderEliminar
  9. IÑAKI, se notan nuestras conversaciones, pocholo. Así es!

    ResponderEliminar
  10. SEÑORES, qué cosas dice. Si yo empecé a comentarle a usté y no daba ni una.
    Poco a poco me ha espabilao, y de vez en cuando acierto sus acertijos...
    Y vaya que si piensa "Su Señoría..."

    ResponderEliminar
  11. JULIA:
    Yo pensaba en esos asuntos pendientes que se han quedado dentro sin resolver. A veces no entendemos, pero si somos sinceras con nuestros sentimientos nos ayuda mucho. Y los sentimientos se confunden, no es fácil, no creas...
    Un abrazo fuerte!

    ResponderEliminar
  12. ANA:
    que lo he hablado contigo, que ya te lo charlaré luego... MMMmmmm estarás dormida o yo me he explicado raro. Puede ser
    Besos campeona

    ResponderEliminar
  13. Cierto la aclaración que me haces.Todos (según mi forma de ver),nos dejamos a lo largo de nuestra vida,cosas que al principio ni analizamos pero que despues llegan a nosotros un dia y hace que nos enfrentemos a ellas.Besos.

    ResponderEliminar
  14. Para vivir en paz, hay que estar en paz con todo el mundo y eso es lo que he buscado toda la vida. Se cometen errores, se corrigen, te
    traicionan, olvidas... En fin, encontrar la serenidad, para inspirar serenidad en tu entorno.
    Un abrazo fuerte, mi sensata amiga.
    BB

    ResponderEliminar
  15. Paso a dejarles mi saludos fraternos de siempre..
    Disculparme por mi ausencia..

    Por razones de viaje no he podido estar en cada unos de sus blog.
    Continuo con mi viaje y pronto espero poder con el ritmo normal para compartir sus escritos..

    Un abrazo
    Saludos fraternos..

    ResponderEliminar
  16. JULIA: Eso es lo que he querido expresar. Gracias por volver. Me ayudaís a aclarar matices .
    Otro abrazo fuerte!

    ResponderEliminar
  17. BB:
    Siento que en este escrito me ha costado dejar claro el aspecto que quería dejar claro: que siempre hay algo que pesa más en la balanza y por lo que haces o dejas de hacer.
    A mí me costó entender, en un momento dado, por qué dejé de decir lo que quería decir. Y cuando me explicaron que habría algo que aún tendria más peso que el querer decirlo lo busqué entre mis sentimientos , creo que dí con el peso pesado, y me quedé tranquila.
    Pasé de nuevo, interiormente la experiencia y me liberé...
    Pero es bueno que cada cual interprete lo escrito desde su ángulo vital.
    SEnsata, algo algo, claro. Pero he sido toda la vida muy espontánea al actuar...
    Querida BB, otro abrazo muy fuerte para ti. Y gracias por tus apuntes tan bien pensados

    ResponderEliminar
  18. ADOLFO: Has estado cada día, no he sentido tu ausencia.
    Muy buen viaje, y que te acompañe mi afecto muy sincero

    ResponderEliminar
  19. Así es querida amiga todos somos un compendio de sabores y sinsabores, pero habemos algunos que decimos que nada tenemos y lo que necesitamos es una psicoanálisis.¿NO? UN abrazo

    ResponderEliminar
  20. Psicoanálisis, NO, DRAC, con no tener miedo a mirar por dentro y llamar a las cosas por su nombre basta...
    Saludos!

    ResponderEliminar
  21. Pues yo tengo "asuntos pendientes" por hacer, y los haré. Tiempo al tiempo
    Besos, besos

    ResponderEliminar
  22. Pues que los hagas, MARÍA, que seguro que son apeticibles . Y si se quedaron en el tintero hay que sacarlos de él...
    Más besos

    ResponderEliminar
  23. Te he disfrutado hasta la última palabra.
    Qué razón tienes .
    Lo que pasa es que hay ciertas digestiones que ya no se harán nunca.
    Han provocado úlceras .
    Mira esta frase de la novela de David Trueba , "Saber perder " , "LO No EXPRESADO SE INFECTA ".
    O algo así.
    Un beso, Carmen .

    ResponderEliminar
  24. REYES:
    Tú sabes lo que yo te disfruto a ti.
    Saber perder!! Y volver a intentarlo, princesa.
    Un beso

    ResponderEliminar
  25. yo creo que necesito la balanza. Besos Nina

    ResponderEliminar
  26. Yo creo que necesito la balanza. Besos Nina

    ResponderEliminar
  27. NINA: Cuando entendí lo de la balanza me ayudó.Piensa qué hay en cada platillo y hacia dónde se inclina.
    "Sólo nos podemos ir de donde hemos estado..."
    Besos para ti

    ResponderEliminar
  28. Pasaba por aquíjueves, marzo 04, 2010

    Asomaba a sus ojos una lágrima
    y a sus labios una frase de perdón.
    Habló el orgullo y se enjugó el llanto,
    Y la frase en sus labios expiró

    ResponderEliminar
  29. Pasaba por aquí,
    pasaba por aquí...

    (una bonita canción)

    La poesía real como la vida misma.
    Qué pena.

    ResponderEliminar
  30. Trasnochador tambiénjueves, marzo 04, 2010

    Tenía algo pendiente: Volver a esta luz que la echaba en falta

    ResponderEliminar
  31. ¡Gracias por tu sinceridad y tu transparencia! Unidos en la oración y en el Amor de Dios.

    ResponderEliminar
  32. José Luis, gracias a ti por tus palabras.

    ResponderEliminar
  33. A mí me ocurre mucho eso, que no acierto a decir la palabra que convenía en el momento justo, y que cinco minutos después tengo claro lo que tendría que haber dicho... pero ya es tarde. A mí lo de hablar a tiempo me parece todo un arte, lo digo en serio

    ResponderEliminar
  34. A todos nos pasa MIGUEL, y no pasa nada...
    Lo que viene bien es ser sincero con los sentimientos y no llamar ira a lo que son celos, o tristeza a lo que es rabia, etc etc . Ysaber que son ellos los que en un momento dado nos frenan o nos disparan...

    ResponderEliminar
  35. MUY BIEN DESCRITO CARMEN, ES LO QUE PASA A CASI TODAS LAS PERSONAS, PIENSO QUE MÁS VALE CALLAR A TIEMPO Y LUEGO HABLAR SIN MIEDO, SIN RABIA Y SIN ORGULLO.

    Un abrazo fuerte amiga, desde mi librillo.

    ResponderEliminar
  36. Ottro abrazo, con poesía de tu librillo...

    ResponderEliminar
  37. El problema está cuando algo se ha quedado atravesado y no se da con lo que es.
    Gracias Carmen porque las cosas las dices claras y directas
    Un beso desde lejos

    ResponderEliminar
  38. Ahora mismo me acaban de llamar por teléfono y me han dicho algo parecido. A lo mejor consuela saber que por algo será. Y ya eso ayuda un poco

    Mireia, un abrazo desde aquí

    ResponderEliminar
  39. UFF, yo tengo muchos. Soy un asunto pendiente con patas. El Asunto pendiente. Esa soy yo.
    Muchos, reconozco, creo que están pendientes y no lo están, pero otros están ciertamente en el aire...

    ResponderEliminar
  40. Querida SUE: recuerda ese trozo de vieja canción hippy que creo que decía: " hoy es el primer día del resto de mi vida"...

    No te juzgues con dureza que ya sabes que los seres humanos tenemos una gran denominador común.
    La diferencia es cómo resolvemos, y para eso es bueno entrenarse.
    Lo que pasas es que eres pensadora. Ya sé de eso...
    Con la edad se adquiere una visión más serena y con menos dramatismo. Pero es bueno mantener la ilusión por mejorar...
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  41. Dices Carmen que hay que entrenarse a no confundir sentimientos,
    Cuantas veces, pienso en los hombres, hemos negado los celos, por ejemplo
    Yo tenía "pendiente" pasar a leerte y mandarte un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  42. Sí, lo soy, y elegí mal mundo (o mal siglo) para nacer. Sé que me comprendes. A veces grito para mis adentros ¡que mi nave espacial vuelva a por mi! porque a veces no aguanto más.

    Con la edad (se lo decía a una amiga el día de mi cumple, antes de ayer) he conseguido acumular más mala leche que experiencia. Incluso mis rasgos faciales se han endurecido (con lo mona que era yo). Sin embargo, también noto que soy más sensible y que me afectan más ciertas cosas. Cosas que tienen que ver con las personas.
    Otras menos, eso también es verdad... Quizás lo que cambian es la percepción de lo importante,o nuestro criterio de valores...

    Bueno, lo dejo, que aquí estábamos hablando de los asuntillos pendientes, no de mis fobias.

    Es verdad que el tiempo te da la solución para acabar con ciertos asuntos. Cerrar viejas heridas, perdonar a los que te hicieron daño ("mi venganza será mi perdón" escuché ayer en la radio. Creo que se lo dijo el abuelo del escritor Kirmen Uribe a alguien que le había denostado política y socialmente al cruzarse con él por la calle), dar el perdón a quien te lo pide, explicar lo que no explicaste, dar la oportunidad a otros de que se expliquen... A veces no sirve de nada, pero eso también lo aprende uno con el tiempo...

    El tiempo...

    ResponderEliminar
  43. SUE:
    cuando hablo de años no son treintaytantos... Esa década es la más dura según mi experiencia. Yo la recuerdo muy radical de pensamineto. A partir de los cuarenta la sensibilidad es más protagonista; y de los cincuenta en adelane más comprensiva. Pero el otro día te dije que al menos mantengo una vena revolucionaria, con más ternura también, seguramente...

    Cuando pienso en los asuntos pendientes me tranquiliza saber que hubo una razónpoderosa que pesaba más. Lo que repito mil veces es que es muy saludable aprender a distinguir los sentimientos, porque amenudo se confunden dolor, tristeza, ira, celos, ....
    A lo mejor, SUE, con el tiempo el asunto pendiente de "misioneras" llega...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  44. SERGIO:
    Ya sabes que dicen que los hombres no admiten ni celos ni envidas...
    Te honra comentarlo, pocholo

    ResponderEliminar
  45. Vaya pues,es complicado el tema de los sentimientos. Pero lo que tengo claro que si hay algo que me atraganta le busco una solución rápida aunque cuando se mezclan sentimientos muy arraigados tengo que reconocer que en más de una ocasión le doy largas y que el tiempo ponga a cada uno en su lugar.

    Un besito.

    ResponderEliminar
  46. PEGASA, qué bueno que viniste, con tus sentimientos...
    Y dar largas es lo que toca, porque en la distancia se ven mejor los perfiles
    Un abrazo, tocaya

    ResponderEliminar
  47. Carmem, feliz dia das mulheres, para esta mulher bonita que é você.Façamos deste mundo um lugar melhor para se viver. Bjs

    ResponderEliminar
  48. ELZENIR:
    Muchísimas gracias por tus palabras.
    Una mujer bonita, entre tantas mujeres bonitas y valientes
    Un beso

    ResponderEliminar
  49. Hola querida Carmen!!

    Perdona mi ausencia... hoy es solo para desearte un FELIZ DÍA DE LA MUJER... QUE ES TODOS LOS DÍAS!!!

    Después vuelvo para leerte...

    Un beso

    ResponderEliminar
  50. ALMA:
    Me alegran tus visitas. Y hoy es un día especial...

    ResponderEliminar
  51. Muy acertada su decisión el ímpetu y la precipitación pueden hacer que cometamos muchos errores de los cuales sin duda nos arrepentiremos.
    Es mejor callar aunque nos duela y solucionar las cosas cuando el animo no este caliente.
    Un saludo y la seguiré visitando. Aprenderé de su
    talento.

    ResponderEliminar
  52. hay veces que me sorprendo con asntos pendientes que llevan decadas en mi transcurrir
    y tienes toda la razon es muy bueno interiorizarlo y ver cual fue el verdadero motivo por el que lo dejamos pendiente, sin reaccionar como lo haría la mercadera que siempre tiene la palabra justa en la punta de la lengua, cual latigo certero.
    ahora mismo hago un analisis, inspirada pro tu entrada y caigo en cuenta, que fue justamente porque a pesar de admirar la capacidad de reaccion de la mercadera, yo no soy así... es muy simple no?
    hay veces que admiramos las reacciones de los demás, especialmente si son oportunos y certeros; pero nos olvidamos del peso de guardar nuestra reacción, poruqe somos asi, sin más tramite. NO DEJEMOS PENDIENTE EL ACEPTARNOS TAL COMO SOMOS
    un saludo fraterno

    ResponderEliminar
  53. VICTORIANA, bienvenida a esta tertulia. Y siempre comenta como lo pienses y sientas. Sólo así aprendemos todos-as a contemplar los diversos matices de un mismo asunto

    Y me gusta muchísimno la poesía. Te visitaré!

    ResponderEliminar
  54. MARITE: También a ti te doy la bienvenida, y te espero siempre que desees comentar algo...
    Me parece que has captado estupendamente mi punto de vista.
    Y el ACAPTARNOS es fundamental para poder ser libres. Es el punto de partida!
    Un abrazo

    ResponderEliminar