miércoles, 13 de mayo de 2009

"EL hombre nuevo": Nietzsche y San Pablo

(Os invito a esta reflexión que hay que leerla, hoy, un poco más despacio. Pero con todas las ventanas abiertas a vuestra propia experiencia... )


"YO soy lo que siempre ha de superarse a sí mismo". (F: Nietzsche)

"Ya no soy yo es Cristo quien vive en mí" ( San Pablo)



Una vez que Dios yace en el sepulcro, resucitamos a los hombres. Una vez que Dios ha muerto queremos que viva el SUPERHOMBRE. Y que él, con su voluntad de poder, rediseñe el mundo a su manera sin que ninguna religión le corte las alas de su libertad. Pero sólo lo noble puede ser fuerte. La vida exige VALORAR. Y de valorar se sigue elegir los valores que la guían...


"Almas nobles que no quieren tener nada gratis, y mucho menos la vida"...


Precisamente porque Nietzsche es un gran luchador vital en medio de sus quebrantos de salud, afirma que la voluntad de poder del superhombre está cimentada sobre una sólida moral, una moral noble que va más allá del bien y del mal preestablecidos : conceptos vacíos de significado para la vieja moral hipócrita . Una nueva vida necesita ser iluminada, una nueva vida que no es dada, que se hace....

El superhombre según Nietzsche debe de vivir de acuerdo a las exigencias de su conciencia con una actitud de constante autosuperación. En realidad Nietzsche desearía que el superhombre , reconociendo la muerte del Dios viejo, no renunciara a buscar "con nostalgia" lo divino, pero sin ningún atisbo de lo preestablecido. El" hombre nuevo" está por hacerse!



Nada de trivialidad, nada de comodidad. Nada de todo vale... La voluntad de Nietzsche es de hierro y no nos podemos quedar de él sólo con su frentismo a la religión y a toda moral preestablecida : La moral del hombre que se supera es mucho más exigente aún, porque no es impuesta desde fuera, sino desde la conciencia de quien es" consciente" de que su realización como proyecto está en función de una constante autosuperación con tendencia a lo Absoluto.



Y en este rehacerse sobrehumano Nietzsche clama contra la pereza, contra el dejarse intimidar por los miedos sociales. Nietzsche es un estímulo a la valentia, a esa valentia de ir contracorriente y de no ceder la propia resposabilidad a la masa. Cada ser es único y a cada uno le toca hacer realidad todas sus potencialidades de ser con responsabilidad: cada quien se debe hace cargo de sí mismo. "Hombre nuevo"... Lo siente como fuerza vital que le impulsa, como puerto al que llegar, como hogar: Ansia de hogar que le devora, clama a Zaratustra, " Lo busco y lo he buscado, .... Oh eterno en todas partes, eterno en ninguna parte, eterno en vano... "



Nietzsche y su tragedia, cuando en vez de descansar en lo divino que palpitaba dentro de sí, lo quiere reconvertir en más humano, en sobrehumano hasta el absoluto. Y sigue navegando con todo su ser por el mar de los pensamientos traspasados de vida..Y cada vez con más ansia, con más ardor . Hasta su locura .


Y yo me pregunto: no será "·el hombre nuevo" de Nietzshe el mismo "hombre nuevo" del que habla San Pablo?


Porque el propio San Pablo, en su experiencia de Dios , cuando llega cabalgando a Damasco a perseguir a los cristianos, y escucha : "Pablo , Pablo, por qué me persigues?", cae del caballo y experimenta de manera total y plena a Dios. Desde ese momento Pablo se siente" un hombre nuevo" . Y ya sólo hablará de despojarse de lo viejo para vestirse con nuevos ropajes,. Los ropajes de las bienaventuranazas y de las obras de misericordia que dejan pasar , a su través, la luz de lo divino .
Dos idénticos sentires, en dos biografías diferentes, en dos misterios de la libertad
San Pablo siente la fuerza de superación con el valor del amor, de la bondad .Y llama a Dios su fuerza y su puerto. Nietzsche también busca su puerto y lo llama el superhombre, el hombre nuevo que tiene que rehacerse moralmente , mientras hace la vida nueva también, tras la dura experiencia de la muerte de Dios..


Y CONCLUYO:


La experiencia de Dios se puede disfrazar . Es cierto. Pero con disfraz o sin él, esa experiencia no deja de ser experiencia de Dios. También en Nietzsche, y en su locura, porque no podía matar a Dios, porque Dios se le colaba por todas las rendijas.

16 comentarios:

  1. Luego volveré :). Sólo apunto que Nietzsche odiaba a Pablo de Tarso (su iluminación pudo ser un ataque epiléptico por cierto), y que respetaba más a Jesús de Nazaret que a Pablo. Le acusa de terjiversar y politizar su mensaje, entre otras cosas.
    A mi parecer "voluntad de poder" y "superhombre" son ideas menores en la obra de Nietzsche, mucho más artista que filósofo...
    "Sólo creo en un Dios que sepa bailar"

    ResponderEliminar
  2. Hay muchas interpretaciones, muchísimas, porque filósofo y vida no se separan. Y tan real como la vida son sus contradicciones, porque la vida sufiente de N. está hecha de contradicciones en su pensamiento. Y no lo rechazo porque era un filósofo vitalista y la vida no se estanca...

    Ahora bien: En Nietzsche,el tema primero, en torno al cual convergen todas las consideraciones científicas, artísticas, históricas y religiosas, es el tema HOMBRE y la voluntad de poder, e inseperable, el superhombre como proyecto, como meta de la voluntad de poder
    "Donde he hallado algo vivo he encontrado voluntad de poder. Y hasata en la voluntad del que sirve encontré voluntad de ser señor"
    "El hombre cuya esencia es lo que se quiere desde la voluntad de poder, ese es el superhombre":El hombre nuevo!, el hombre auténtico que se hace a sí mismo y a su moral Pero con nobleza!

    Por las obras los conocereís...
    Pablo no tiene una alucinación, porque estas son pasajeras y desde luego no te llevan a vivir las huellas de Jesus de Nazareth que acabó crucificado, y a ser decapitado él mismo...

    El sentido de mi escrito es que por todos los caminos se busca a Dios, se sepa o no se sepa. Aunque se sabe en la experiencia.
    Y el hombre nuevo es el hombre de la esperanaza cristiana y de la esperanza nietzcheana.Creo...

    ResponderEliminar
  3. Nos gusta Nietzsche, Jordi, por su vitalismo y su fuerza para sobreponerse. Pero yo no veo en él al superhombre que prescinde de Dios, sino al hombre que lleva a Dios dentro y no puede sustraerse de e´l.
    No alcanzó al superhombre, y sin embargo alcanzó, seguro a Dios, y descansará en él.

    Este año es el año paulino. He estado e Damasco y he sentido tanto... Y en Betania, y en el Jordán... Y tras las huellas de Moisés..

    Pero miro los trigales y también siento algo especial...
    Pero tú y yo somos dialécticos como Hegel.

    ResponderEliminar
  4. Pero bueno¡¡¡¡no te acuerdas acaso de lo agusto que estábamos el otro día, viendo los trigales al atardecer, con la cálida, suave brisa y hablando seguido?
    Acaso fué Nietzsche el que penetró por tus poros, cual alergeno puñetero?
    Mi querida amiga FILÓSOFA, regresa al prado, que nos vas a matar desde esa cima a la que has subido. Hoy no puedo contigo¡ me he quedado en la pradera.
    Un abrazo y ánimo con el amigo Nietzsche¡
    Ana

    ResponderEliminar
  5. ANA, querida, vamos a hacer volatines en la pradera...
    Ya sabes que soy un poco filosofona, y lo había pensado ya en Damasco.Lo de San Pablo. Entonces surgió Nietzsche. Creo que hubiéramos sido amigos...
    Volatines entre esas margaritas chiquitas, venga!

    ResponderEliminar
  6. Amiga Carmen,

    Muchas gracias por el comentario elogioso que me has dejado. También yo estoy muy contento de haberte conocido a ti. Creo que tienes grandes valores y muchas cosas que enseñarnos. ¡Menuda capacidad la tuya para situar en la misma entrada a Nietzsche y San Pablo! Creo que tienes mucha razón en lo que dices: la idea de Dios es imprescindible e innata en el ser humano. Lo que pasa que cada uno lo ve a su manera.
    Continúo echando a faltar esa entrada que borraste. ¿No podrías recuperarla para que la disfrutemos?

    Un beso,

    Antonio

    ResponderEliminar
  7. Antonio, amigo, esta entrada deja ver también mis sentimientos .
    Sentirme atraida por Nietzsche y sentir en lo más profundo que le faltó saltar fuera de sí mismo y no negar su propia experoncia de trscendencia.
    Pablo cuando siente a Dios, se tarnsforma dándose. Nietzsche se crece en su locura porque nadie se acaba en sí mismo. Y si lo cree da vueltas sobre sí en un eterno retorno-
    ´
    Cada uno con su experiencia,cierto. Tan única ...

    ResponderEliminar
  8. Hola mi niña, no conozco a tu amiga Ana, pero opino como ella, si quieres que comentemos en tu pagina , hazmelo más facil, bajate al mundo de la gente corriente, que no quiero calentarme más el coco..la sotica.....

    ResponderEliminar
  9. Pero con lo listica que tú eres cuando quieres...
    Y ad3más habiendo estado en Damasco conmigo... Pero si te tropezaste- no íbamos en caballo- a la entrada de la ciudad como San Pablo!
    Bueno INES::: UN BESO!

    ResponderEliminar
  10. En los momentos más especiales de nuestra vida hemos sentido que algo nos renovaba.
    Por historia personal unos buscan en el mundo lo que llevan dentro.
    Caídas desde donde hemos mirado al cielo ya las hemos tenido. Yo sí.

    ResponderEliminar
  11. A mí no me gustan los grandes conceptos. No creo en el superhombre que propugna Nietzche ni en el mini hombre en que nos querría convertir el consumismo. Yo aspiro a ser, y me gustaría tener a mi alrededor, hombres a secas. Espero haberme sabido explicar

    ResponderEliminar
  12. Buf!!!!!!! Yo tambien soy mas de trigales rojizos, montañas malvas, cielos naranjas, que de superhombres y esas "cosicas". Ademas me haces sentirme infinitamente ignorante ¡yo que estaba tan contenta con mi manera de conocer el mundo y al hombre y ahora pienso que .... tengo que volver a empezar desde el principio! SOS

    ResponderEliminar
  13. A ver: Creo que Nietzsche peñea por liberarse de Dios y lo sustituye ñpor el superhombre.
    San Pablo, se siente hombre que ha encontrado a dio y dice: SOY FUERTE EN MI DEBILODAD-

    Yo medito mucho esa exclamación de San Pablo cuando me siento débil y tan humana. Es decir: siempre!

    MIGUEL, a secas sí . Y ya es tanto... Mucho mñas que el "mini" ese consumista.

    Y un suspiro produndo, y tantas sonrisas de cielo, como las que nos regalas con tu libro

    Pilar, cielo, San Pablo, y nosotras, tan humanas..

    ANonima, BEATRIZ que te delatas con "COSICAS", amiga casc... Pues empieza por el principio que si no no vas a entender la "peli".
    Besicosssssss

    ResponderEliminar
  14. CARAY conlas ÑÑÑÑÑÑSSSSS
    Habrá sido Nietzsche.... Para demostrarme que so de SUPER, nada de nada!!!!!!
    Bueno, un poco sí, que soy de BILBAO!!!

    NO he dado una!!!!

    Es que se me ha fundido una luz y casi no veoooo

    ResponderEliminar
  15. Me confundí de luGar, y dejé escrito EN EL ANTERIOR:
    DIOS SE CUELA POR TODAS LAS RENDIJAS.LO SEPAMOS O NO. LO CREAMOS O NO. ES LA REALIDAD MÁS REAL.
    EL ARTE DESDE EL COMIENZO HABLA DE DIOS.

    ResponderEliminar