jueves, 22 de octubre de 2015

Pablo y Albert

En cuanto a Pablo Iglesias le sacan de sus fortalezas,  se desorienta. No sabe cómo quedar bien y  pierde su  verdadero ser,  para no asustar. Consecuencia de la desorientación es que  la verdad desaparece y la  casta de los mentirosos se acerca a sus lindes. Una pena.  Un sin sentido.

"Podemos" nunca debió de dejar de ser espíritu. Encarnado en partido,  ha perdido  su  perfume.

Albert Rivera está preparado para la función. Albert domina el texto . Es inteligente y astuto.  Albert sabe lo  que nunca  se podrá hacer de lo que dice. Albert tiene temores bien fundados. A su pragmatismo le falta alma.

Lo que más me gusta de "ciudadanos"es el nombre . Me siento interpelada. Si deja de ser algo  más que un nombre ; si da contenido a sus maneras,   puede abrirse seriamente  a la esperanza.





1 comentario:

  1. Los dos se pueden empachar de sí mismos

    ResponderEliminar