martes, 29 de septiembre de 2009

¿NOS DEJAMOS CORREGIR?

Me encuentro conmigo misma, y hasta me saludo: Hola Carmen! Mira, ésta soy yo...
No me he elegido.
No he elegido nacer.
No he elegido nada de mí .
Y tú, que me lees, también te encuentras, también te saludas, y tampoco has elegido nada de ti...
La existencia, como dice Ortega, nos es disparada a quemarropa. Y en esa existencia disparacda a quemarropa no nos mandan un manual de instrucciones para vivir. Porque queridos amigos y amigas, nos ha tocado vivir, así , con lo que somos y como somos. Nos ha tocado aceptarnos, coger las riendas de nuestro ser y de nuestra vida y acabarnos. Somos, por lo tanto, una TAREA para nosotros mismos.
Protagonistas de nuestra propia historia , nos toca mejorar y hacer realidad nuestro ser imperfecto; nos toca luchar día a día contra lo que nos despista, contra lo que nos cansa, y contra aquello que parece bueno pero no nos hace bien ; nos toca luchar , sin bajar la guardia, contra lo que nos resta humanidad y nos descumple.
Cierto que la tarea de hacernos , rehacernos y rectificar, no es fácil. Todos estamos cortados por el mismo patrón y cargados de defectos que nos bloquean y nos hacen costoso el trabajo: todos nos empecinamos en algo que no nos conviene; todos mostramos actitudes que dificultan la convivencia ; todos metemos la pata cien veces... Pero precisamente porque en ese camino vamos juntos, y hacemos juntos las tareas, hay algo muy importante que quienes nos apreciamos debemos de hacer: CORREGIRNOS. Porque la corrección es una nuestra de indudable de afecto. Porque quien nos aprecia quiere nuestro bien y hacernos más ligera la tarea .

Pero.....
-¿Cómo aceptamos que nos corrigan nuestros defectos?
-¿Lo agradecemos , o nos sentimos heridos?
-¿Apreciamos la corrección como ayuda para mejorar, o pensamos con orgullo que a nosotros nadie nos tiene que decir nada...?
Si quienes nos aprecian no nos corrigen por miedo a nuestra reacción orgullosa, hemos perdido una buena ocasión de mejora. Y ese orgullo tonto de "a mí nadie me dice nada ", nos llevará indefectíblemente al rincón de la soledad y de la pequeñez.
Que duele y escuece, sí. Pero que nos corrijan, a poder ser con amabilidad, porque lo
necesitamos. Vaya que sí!

45 comentarios:

  1. que nos corrijan es lo mas hermoso cuando se acepta con humildad..

    Me gusto mucho tu monologo.. está excelente..


    Un placer leerte.
    Gracias por esta maravillosa reflexión, se aprecia de corazón..

    Un abrazo
    Saludos fraternos.

    ResponderEliminar
  2. Buenos días ADOLFO, me animan tus palabras a seguir escribiendo. Gracias...

    ResponderEliminar
  3. La amabilidad conlleva respeto.. y muchas veces también cariño. Todo eso nos llega y reflexionamos..!!
    Si no se hace así.. en principio es una bofetada,aunque después lo entendamos.

    Buen tema,Carmen..!
    Un abrazo.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  4. Cien por cien conforme con tu reflexión, también dijo alguien me gustan mis errores, porque aprendo de ellos.
    Saludos a verificar.

    ResponderEliminar
  5. NOS TOCA LUCHAR CADA DÍA contra lo que NOS DESCUMPLE... ( contra lo que no nos deja crecer)

    Y es bueno que nos corrijan con respeto. Muy práctico este pensamiendo, y además de los que sobrevolamos sin pararnos mucho
    Muy oportuno, Carmen

    ResponderEliminar
  6. Carmen como siempre, tus post dan mucho que pensar. Lo he leido detenidamente y me he planteado esta pregunta: y si das con una persona prepotente?.Solo esa pregunta.

    Un abrazo. Proserpina

    ResponderEliminar
  7. Hola Carmen,
    me quedo con una de las últimas frases "que nos corrijan con amabilidad", sino ya no es una corrección, es una crítica, y puede doler tanto como quedarte contigo misma en un mundo pequeñito...
    besos

    ResponderEliminar
  8. Hola Carmen: Tus posts son para reflexionar.
    Se nos dificulta aceptar ser corregidos: somos
    demasiado soberbios, pero deberíamos aceptar
    que nos digan que nos equivocamos y lo hacemos
    tantas y tantas veces. Aceptarlo es crecer
    como seres humanos.
    Te mando un abrazo muy muy grande, mi sensible
    amiga,
    BB

    ResponderEliminar
  9. A ver:
    PROSERPINA, a mí me parece que si somos prepotentes nos equivocamoa porque la humildad es la verdad. No se trata de ser "falsamente humildes" se trata de ser realistas y de aceptar que tenemos fallos, y que cuando nos quieren, nos quieren cada vez mejores, por lo tanto nos corrigen, como lo hacían nuestros padres
    Pero siempre pensamos lo que nos dicen...

    ResponderEliminar
  10. MAJECARMU, lo de la bofetada es así, pero que si sabemos que nos quieren lo aceptamos y lo agradecemos.
    Yo suelo pedir a una amiga en concreto que esté atenta, y me dice muchas cosas que me ayudan...
    Un beso, MaJE!

    ResponderEliminar
  11. MÓNICA: Claro que la amabilidad suaviza y es menos crítica, pero he pensado que hasta lo que nos puede dejar en el rincón un tiempito, nos espabila...
    De verdad que si somos capaces de" encajar" damos un salto cualitativo en nuestro proceso vital. Somos más dueñas, no sé...
    Besos

    ResponderEliminar
  12. BB: es un buen ejercicio de gimnasia interior, y tiene resultados de gran libertad. Además estamos aquí para mejorar. Y toda ayuda, aunque escueza, viene bien...
    Pero he oído decir que la soberbia muere un día después que nosotros...
    BBBEEESOS

    ResponderEliminar
  13. NÓMADA Y SERGIO, a vosotros juntitos...
    Los errores, NÓMADA, son humanos y rectificar es de personas cabales

    Lo que nos DESCUMPLE, SERGIO: Lo que nos aleja de nuestra realización personal.

    Un saludo a los dos!!

    ResponderEliminar
  14. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  15. Yo me acabo de corregir a mi misma :)y he tenido que borrar la entrada (PUSE CORREGIR CON J!!)

    Me gusta que me corigan siempre y cuando se haga de buena fe y alguien con la calidad moral para hacerlo.
    Yo soy Correctora (o al menos lo fuí durante cuatro meses que duró el curso), pero no me gusta corregir a quien no quiere ser corregido. Esto a nivel semántico, a nivel personal me he vuelto bastante pasota. Critico y me desparramo en Cartografía pero corregir... no sé.

    ResponderEliminar
  16. Es que la persona prepotente se cree siempre en poder de la verdad, es infalible y no se deja aconsejar. ¿Puede ser una reacción ante un complejo de inferioridad?.
    Un abrazo. Proserpina

    ResponderEliminar
  17. SUE, por poner un ejemplo de la vida diaria: Si en una conversación he "cortado" por impaciencia varias veces al que hablaba, alguien que me quiere y no me "critica" o piensa mal, me corrige, me avisa, a solas por supuesto , : Carmen, procura no cortar cuando alguien habla, deja que llegue hasta el final.
    Y sé que eso es bueno para mí.
    Otra cosa es estar machacando al prójimo con tínuamente...
    Pero no te vuelvas pasota, SUE, sólo un poquito. Vale?
    Un beso y expláyate en Cartografía

    ResponderEliminar
  18. PROSERPINA: La prepotencia es una señal de que algo raro pasa por dentro. Seguramente sentimientos mal resueltos. Porque la sencillez, la naturalidad es muestra de "salud mental" , y lo contrario está reflejando algo. Sí!

    ResponderEliminar
  19. Pues a mi cuando veas que está mal, me lo dices que no me enfado. A nadie nos gusta que nos recuerden que no somos perfectos. Pero como siempre digo. " Perfecto solo es Diós". Con que tienes mi permiso para ser sincera conmigo siempre que quieras.
    Carmelaaa que no te he preguntao por tu patita galana? Ya estarás buena?. Verdad?.
    Gracias por todo eres un amor tocaya mía y muchos besos y recuerdos de Julia y gracias por dejarle comentarios en su post. Me dijo que le encantas y como siempre coincide en tu forma de expresarte y de pensar.

    ResponderEliminar
  20. PEGASA, siempre te espero porque me gusta escuchar lo de Carmelaaaaa,
    ....
    Bueno, pues como perfecto sólo Dios, nos ayudaremos cuando metamos la "pata galana"...
    (Por cierto: que ya estoy más salerosa andando, sí.)
    Me gusta lo que escribe Julia, y me gusta que nos lo muestres.
    Un beso con mi cariño, Pegasilla, y saludos a

    ResponderEliminar
  21. Hola Amiga Carmen!

    Como tienes razón!

    La vida es una enseñanza..., hasta que nos marchemos...!
    Deberíamos aceptar que nos digan que nos equivocamos, siempre que lo hagan con cariño y buenas palabras!
    Yo lo intento!
    Lo logro siempre? Tendré que preguntar... :=)pero temo que no!

    Un beso enorme!

    ResponderEliminar
  22. Algunos de nuestros defectos nos hacen mejores y más humanos siempre que, efectivamente, los reconozcamos.
    Te agradezco que hallas pasado por mi casa. La próxima vez considera que estás en la tuya y te tomas un dulce y un aguardiente.Gracias.

    ResponderEliminar
  23. Carmen, creo que para corregir se necesita conocer bien a la persona y saber que agradece la corrección. Se adula pero no se corrige. Y querer lo mejor es propio de la amistad.
    Un abrazo fuerte

    ResponderEliminar
  24. Que requetebuenos todos... A mi me gusta mucho la figura del "entrenador" y sirve para el tema que has planteado.
    Un entrenador conoce y sabe las posibilidades de mejora, plantea metas reales a través de medios adecuados y sobre todo siempre esta ahí para apoyar, disculpar, suplir.....
    Que suerte tener cerca un buen entrenador en quien confiar¡

    ResponderEliminar
  25. ALMA, es muy normal no lograrlo siempre, y así estaremos mientras caminemos...Lo bueno, intentarlo !
    Un beso con mi cariño

    JAHT, volveré a ese lugar bien aireado, y ojalá me pudiera tomar un dulce y un aguardiente!

    PILAR, para corregir se necesita afecto y discrección, y saber encontrar el momento...
    Otro abrazo!

    ANUSKA, mi entrenadora, con eso lo digo todo...
    Tengo suerte!

    ResponderEliminar
  26. Pues, ¿qué quieres que te diga?... yo ya he desistido de intentar mejorar a ese ser imperfecto y personal que me define. Debe de ser que soy demasiado imperfecto para conseguir ese fin en el corto plazo de una vida y, la verdad, reengancharme...

    En fin, que a quien quiera quererme, le diré lo que dice Serrat en una de sus canciones: "No cojas sólo una parte, tómame tal como soy..."... ... ... Además, que eso de las imperfecciones, tiene su aquel.

    Un beso defectuoso.

    ResponderEliminar
  27. MUY SEÑORES, le voy a corregir: La pregunta era sin más si se dejaba corregir, o si le fastidiaba y se quedaba por dentro rumiando...
    Lo de sus imperfecciones, es otra cosa, y además tendrán ("su aquél")
    Y en serio, creo que se ama todo, pero si los que nos quieren no nos ayudan en esta tarea de "acabarnos", de hacer realidad todas nuestras posibilidades de ser, quién?...
    Un beso sin calificativos

    ResponderEliminar
  28. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  29. Ay Carmen...a veces tengo la sensación de que somos como un Kit de Ikea, venimos con las piezas necesarias para un montaje vital pero sin manual de instrucciones!, así que cualquier consejo, cualquier crítica llegada desde el respeto y el cariño, creo que es oro, oro puro....

    Pero cuanto, cuanto, cuanto me gusta leerte..

    Un besito enorme

    ResponderEliminar
  30. Estoy fuera de casa, pero he entrado un momento en tu rincón y no puedo dejar pasar la ocasión de hacer un pequeño comentario.
    Siempre hemos escuchado eso de crítica constructiva, pero ¿sabemos distinguirla de la crítica pura y dura?
    Pienso que todo está en las formas, si la persona que quiere decirnos algo, lo hace desde el cariño y con el ánimo de ayudarnos a mejorar, siempre es bien recibido, lo malo es cuando se aprovecha la ocasión para herir, tanto en el fondo como en las formas.

    Un beso Carmela

    Como veo que te gusta Carmela, permíteme que me dirija así, pues para mí tiene mucho significado.

    ResponderEliminar
  31. Carmen,

    Totalmente de acuerdo con que la única forma de aprender es dejarnos corregir, y reconocer primero, como Socrates, que "sólo sé que no sé nada".

    Me apropio, por exquisito, el comentario y la observación que acaba de hacer Begoña Sánchez, que suscribo en su totalidad.

    Yo practico con el ejemplo: hoy he aprendido de ti, querida Carmen, y de nuestra común amiga, Begoña.

    Un beso,

    Antonio

    ResponderEliminar
  32. Hola Carmen , es verdad que yo no llevo bien que me corrijan , ni siquiera en los manuscritos,pero eso es porque soy una niña mimada .
    No pienses que no elegimos nada ,los budistas dicen que lo elegimos todo antes de nacer.
    Me cuesta mucho entenderlo ,pero dicen que así es.
    Incluso aquéllos que tienen padres chungos .
    No sé.
    Cualquiera sabe.
    Lo que sí tengo yo la sensación a veces es de que la vida no vale tanto como se dice.
    En la puerta del cole esta mañana una mujer explicaba que venía del tanatorio , de asistir al velorio de una chica que curraba en el Corte Inglés y que ha durado 6 meses desde el diagnóstico de uno de esos bichitos que gustan de acabar con toda vida futura , me refiero a la vida que conocemos, al menos.
    Y claro, uno respira hondo y piensa ;"Anda, pero si hace 6 meses que me apunté al gimnasio ", es un período corto para ser borrado del mapa .
    En fin , que como seres vivos que pueden dejar de serlo en cualquier momento creo que deberíamos pensar menos .
    Y vivir más , en plan animalito del bosque.
    Un beso enorme .

    ResponderEliminar
  33. HUY que gusto da llegar a esta tertulia ...

    Vengo de ver "El café de chinitas" del ballet nacional y he disfrutado tanto!!: el colorido, el baile la música , el cante, y una puesta en escena impecable!
    Os imaginaís la de veces que se habrán corregido cosas?
    Así ha salido de bien. Seguro que el director sabía animar, valorar, y motivar. Ese es el secreto

    BEGOÑA, te echaba en falta y no sabía si esa nube te había abducido...´
    Herir, humillar, machacar, no es querer el bien del amigo o de la amiga, es sin más ser negativo-a y destrozador-a. Y quien hiere creo que está muy herido,( quizás sea esa persona la quien necesite más cariño y no sea consciente de que lo necesita y no se hace querer)
    Ay Carmela... Dímelo, y donde estés, disfruta y haznos disfrutar. Un beso!

    ANTONIO, amigo, mira que eres cielico, como dicen por aquí...

    Y ésta ERMINS, que me dice cosas bonitas...
    De IKEA, y sin instrucciones , y nos tenemos que ir poniendo las piezas porque en eso consiste la vida, en ir encajando una y otra... Yo quiero que me echen una mano y dos a ser posible!
    Un beso, caniquilla....

    ResponderEliminar
  34. Siempre escuece que nos corrijan, eso es indudable, y no creo que nadie, así de primeras, acepte de buen grado la crítica. Pero lo bueno es tener sensatez, pasado un rato, para aceptar la corrección.. si procede, porque no todas las correcciones que nos hacen tienen que ser acertadas o para mejor. Eso también hay que considerarlo, que una cosa es dejarte juzgar y otra hacer lo que te manden.

    No sé si me he explicado, creo que no

    ResponderEliminar
  35. JUNE, que tú también llegas a la tertulia...

    BRAVO por la sinceridad, "niña mimada..." (jajaaa)Ni siquiera los manuscritos...
    Ahora me sentaba yo contigo a charlar de los budistas. No sé mucho, pero no me atrae eso de las rencarnaciones...Tampoco me gusta el no desear nada con pasión porque soy apasionada, y vital. Pensar yo lo hago con pasión, por llegar apasionadamente al fondo vital, por compartir..No por darle vueltas pasívamente a las ideas, eso no, eso me aburre...
    Los bichitos esos canallas, seis meses, o veinte días... Te entiendo, vaya que sí!

    Ay "niñita mimada", que todos esos mimos que acumulas no te los quedes y los repartas, que llegan hasta aquí, los noto!

    ResponderEliminar
  36. Ahora mientras recibía a JUNE, entra Miguel, Miguelillo, que decía Reyes...

    Buena aportación. . Y lo digo de corazón sin adular´. Ya veís cómo sirve ir matizando...

    Nos corrigen pero a veces se equivocan en la apreciación, o sencillamente decidimos no hacerla caso, aunque la agradezcamos Ahí está nuestra libertad. De acuerdo. Bien, Bien

    ResponderEliminar
  37. Qué preguna más original.
    Creo que la vida está para no malgastarla, y nosotros para hacer nuestro proyecto personal. Hay veces que nos desviamos y nos lo recuerdan Hoy por ti mañana por mí. Por qué va a sentar mal?
    Un saludo, sigo sus reflexiones y escribe muy bien

    ResponderEliminar
  38. También, a veces, depende de que aceptemos las correcciones en forma positiva.
    Imagina este cuadro: El chico trae una nota (calificación) entre media a regular, y lo justifica con que la profe no me aguanta, o esa materia no me va...
    Son tres conceptos diferentes, pero íntimamente relacionados:
    Corrección
    Calificación
    Crítica
    Debemos desarrollar nuestra autoestima para evaluar, a nuestra vez, las correcciones, críticas o calificaciones... de nuestro discernimiento y del querernos mucho, habremos de sacar provecho de las críticas y correcciones, vengan como vengan, con o sin amor.
    No podemos andar trasladando la responsabilidad de nuestro crecimiento personal a la forma en que nos han corregido en la vida (si con o sin amor)
    Saludos

    ResponderEliminar
  39. trasnochador tambiénsábado, octubre 03, 2009

    Aquí llego de lejos para reconocer que me fastidia que me corrijan. Pero tienen su efecto los avisos, a la larga sí, cuando los pienso y decido.
    Menuda pregunta nos ha hecho este lucero...

    ResponderEliminar
  40. REALISTA, y práctico-a? "Yoy por mí y mañana por ti"... y que no se escape la vida de cualquier manera..
    Un saludo !

    MARCRISPA, bienvenida desde Paraguay.
    He leído despacio tu comentario y destaco. "no podemos trasladar la responsabilidad de nuestro crecimiento personal a la forma en que nos han corregido..."
    Vengan como vengan, sacarlas provecho.
    Pero quizás nosotras también debemos corregir los malos modos si fueran repetidos.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  41. TRASNOCHADOR, con esas andamos??...Está bien no negar lo que siente, eso es más sano que lo contrario, seguro!
    Lucero, qué bonito, me recuerdan años infantiles...

    ResponderEliminar
  42. Eh, oiga, doña Carmen, que quien ha puesto en el terreno de juego eso de las imperfecciones o más exactamente lo del “ser imperfecto” (“Protagonistas de nuestra propia historia, nos toca mejorar y hacer realidad nuestro ser imperfecto”), ha sido usted. Pero insisto, a estas alturas... es que ya no merece la pena ningún esfuerzo; que soy caso perdido, vamos.

    Pero si la pregunta es para saber si me molesta que me corrijan... creo que no; debe de ser cuestión de costumbre: un ser tan absolutamente imperfecto como yo, ya se ha acostumbrado a eso.

    Besos, pues.

    ResponderEliminar
  43. SEÑORES:
    "Y en esa tarea de "acabarnos"( ya que no nos hemos elegido, ni diseñado) nos molestan las correcciones?"

    Me dice que está acostumbrado!
    Pues ahora casi me da rabia que le corrijan tanto... Ay!!

    Besos, entonces

    ResponderEliminar